EL CASCO HISTÓRICO DE MARBELLA, UNA JOYA QUE NO TE PUEDES PERDER

A tan solo 4 kilómetros del hotel, el Casco Antiguo de Marbella, con su ancestral arquitectura, con su entramado de estrechas calles y sus casas blancas, es una joya cultural.

Comencemos nuestro recorrido con algunos retazos de historia….

Hay indicios que sugieren que la vida en Marbella se remonta a la era del Neolítico y Paleolítico y después a los fenicios.

Los romanos se establecieron en la zona y le pusieron el nombre de Salduba (Ciudad de Sal). Según el antiguo historiador Plinio el Viejo, los romanos pudientes disfrutaban sus vacaciones a lo largo de la costa. Todavía hoy se pueden visitar las ruinas de Villa Verde.

Después de la caída del Imperio Romano, los visigodos gobernaron la región hasta el año 712 d.C. Una antigua sepultura todavía puede ser encontrada a las afueras de la ciudad.

Después de los visigodos, los musulmanes habitaron Marbella hasta el año 1485. Bajo el mandato musulmán Marbella fue reconocida como un jardín del paraíso gracias a su arquitectura y bellísimas fortificaciones.

Después de que la ciudad pasara a manos de la Corona de Castilla, la monarquía española construyó la Plaza de los Naranjos, así como catedrales y muchas de las bellísimas plazas que hoy en día nos encontramos por Marbella.

Hoy, el Casco Antiguo de Marbella es un lugar rebosante de tiendas chic, preciosos cafés, auténticos bares de tapas y restaurantes.

DSC_0053

Estrechas callejuelas, casas encaladas, balcones floridos.

DSC_0106

Farolillos engalanando las calles.

DSC_0209

Plazas que se abren de improviso y esconden estatuas, fuentes y monumentos.

DSC_0101

La Plaza de los Naranjos, uno de los lugares más emblemáticos y el centro neurálgico de la ciudad.

DSC_0184

De la época árabe conserva restos de un castillo y las murallas que rodeaban la ciudad musulmana.

DSC_0175

Del período cristiano podemos disfrutar de la Iglesia de la Encarnación.

DSC_0046

La Virgen de los Dolores que ofrece una de las imágenes más bellas de la visita al caso antiguo marbellí.

DSC_0039

Sus casas blancas con macetas en las fachadas cargadas de flores.

Pero la mejor forma de disfrutar del casco antiguo es dejarse llevar por sus calles, sin preocuparte hacia dónde vas.

Simplemente hay que perderse y disfrutar de su magia, su embrujo…

DSC_0065

Sus bares y restaurantes te recibirán con los brazos abiertos para disfrutar de un tinto de verano y una tapita de jamón.

DSC_0207

DSC_0196

DSC_0192

Sus bares y restaurantes te recibirán con los brazos abiertos para disfrutar de un tinto de verano y una tapita de jamón.

DSC_0084

Y para hechizarte con el arte flamenco, nada como el tablao de Ana María Los Chatos donde podrás dejarte cautivar por su música y sus bailarines.

……. Y lo mejor de todo. Durante todo el trayecto por estos lugares cargados de historia, misticismo y magia siempre estarás acompañado por la cálida, simpática y extrovertida gente de la ciudad de Marbella.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *